Pensando sentimientos

Pensamientos ardientes, coherentes, desafinados. Pensamientos inexactos, racionales, alegres. Pensamientos pasionales, absurdos, dolorosos. Algunos rondan por la cabeza, otros se dejan entrever por los labios y los más privilegiados van directos al corazón.

Sentimientos amargos, innegables, felices. Sentimientos puros, dulces, tímidos. Sentimientos nobles, íntimos, fugaces. Nacen dentro del pecho, debajo de la piel, fluyen por todo el cuerpo como si de melodías se tratasen, y se guardan entre las paredes del corazón.

Pensar. Sentir. Son sensaciones que barajamos todos los días pero son muy pocos los que se atreven a desvelar su jugada. Ver que esos ojos que estaban cerrados se han abierto de par en par debido al valor de sus sentimientos correspondidos. O luchar contra los pensamientos que revolotean por tu cabeza y prenden fuego al corazón, dejando únicamente cenizas.

¿Primero pensar y sentir? ¿O sentir y luego pensar?
fotografía: weheartit.com / Texto: Infinity Hope©
Anuncios

3 pensamientos en “Pensando sentimientos

  1. Yo diría que sentir y luego pensar pero no me hagas mucho caso 😉 a mi las palabras nunca se me han dado bien…vengo a agradecerte tu visita y aquí tienes una seguidora mas. Me alegro mucho de que te hayan gustado las recetas. Un abrazo muy fuerte, encantada de conocerte!

    Me gusta

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s