El poder del amor

“…pero le recomendamos que permanezca con el cinturón abrochado durante el trayecto. Muchas gracias por su atención y feliz vuelo” nos dijo una voz apática a través de los altavoces. Empezamos a despegar poco a poco, me puse los auriculares y dejé embriagarme por la voz melosa de Céline Dion en The colour of my love que me había regalado Thom en nuestra primera cita. Aún conservaba mi escacharrado discman y la verdad es que la gente cuchicheaba de vez en cuando al verlo pero yo, fiel a mi no-evolución-tecnológica, hacía oídos sordos. “A pesar de que puede haber ocasiones que parezca que estoy muy lejos, nunca pregunto dónde estoy porque yo siempre estoy a tu lado” cantaba Dion transportándome a la primera vez que escuché esa frase años atrás. Conocí a Thom en la puerta de una tienda de segunda mano donde vendían libros top-secret, electrodomésticos pochos, vajillas amarillentas, discos estrafalarios y un sinfín de trastos más. Iba buscando un libro para mis clases de psicología social y me topé con un individuo inusual que llevaba una camisa de cuadros verdes y naranjas, unos vaqueros tobilleros donde asomaban unos deformados calcetines “Niiiiiiiiiike” acompañado de unas bambas indescriptibles. Me entró un ataque de risa, incontrolable, de esos que te brotan las carcajadas desde el pecho, con lágrimas y espasmos desenfrenados. Me tuve que apoyar en un árbol y abanicarme con una revista para serenarme. “Oh my God” dijo el extravagante inglés poniendo los ojos en blanco. Se me salieron los ojos de las órbitas al oír semejante entonación y monté en cólera diciéndole todos los tacos y palabrotas que supe en su idioma, y la verdad es que me sorprendió porque no fueron pocos. El inglesito se quedó del mismo estampado de su camisa y después de dejarlo sin habla fui pavoneándome hasta la tienda. En la enorme sección de librería busqué el libro sin demasiada suerte y al ir a preguntar al dependiente me encontré con el chico extranjero vendiendo “mi” libro. “¡No! Te lo compro. You book…I buy…” balbuceé sorprendida por la reacción del chico porque me miró soltando una ráfaga de sonoras risotadas y le entregó el libro al dependiente, sin apartar la vista de mí y mi cara de pasmo. Vale, está bien, había juzgado al chico sin razón, seguro que sabría español, haría mejor la tortilla de patatas que mi abuela, yo era una persona malvada y me saldría la colita como a Lucifer. Me resigné muerta de vergüenza y salí apresuradamente de la tienda sin levantar la cabeza un buen trecho. “Darling!!” escuché al llegar al semáforo y al girarme me encontré con el inglés tendiéndome un cd con un post-it en la carátula “Por si quieres el libro, baby” y su número de teléfono. Se giró, se acomodó la mochila y se subió a propósito los pantalones para que asomaran, aún más, los calcetines. Y sin poder evitarlo me conquistó en unas décimas de segundos: él, su carisma, Céline Dion y nuestra afición por la psicología. Por ese motivo hoy estoy en un avión a miles de kilómetros de casa para hacer la fiesta de pedida de mano en casa de Thom. “The power of love” cantaba Céline.

fotografía: weheartit.com / texto: infinity hope©
Anuncios

16 pensamientos en “El poder del amor

  1. Muchos años han pasado…. Esta chica va a su pedida de mano con Thom y yo…¿Sabes qué? Precisamente hoy, sí, hoy precisamente celebro un doble aniversario…. Mi cumpleaños y mi aniversario de bodas, 43 y 15 primaveras respectivamente ¡¡Toma ya!!….Cágate lorito, como diría mi amiga Maria del Mar.
    Yo lo celebro al son del Cádillac solitario de Loquillo, banda sonora de mis años mozos.
    Aunque Celine Dión tampoco está mal para evocar tiempos pasados….Y tiempos venideros ¡¡Ayyysss!!

    Me gusta

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s