La película de mi vida

Dicen que suelen dar más problemas los finales tardíos que los comienzos inesperados; que las manos en los bolsillos esconden más prejuicios que todos los labios obligados a callar; que las peores manías son aquellas que le dan un toque de brillantez a tu carácter; que ser feliz no es sinónimo de multitud, y que estamos sentenciados a sentir un inexplicable hormigueo por las tripas cada vez que nuestro corazón cree encontrar un afín a él. Suelen decir tantas cosas y solemos pensar tantas otras, a veces similares, otras disonantes y las otras desparejadas, que se acaban confundiendo entre ellas en un par de realidades equilibristas.

Pero nosotros, dos ilusos con las mismas manos en los bolsillos y el mismo estómago lleno de mariposas insensatas, nunca nos dijimos, ni a gritos ni en silencio, que se nos iba el tiempo en cada espina mal clavada, en besos amargos de tanto desamor, en pensamientos carnívoros propios de dos buitres por atrapar a su inocente y desvalida presa; en miradas ebrias de tanto ayer, en cartas de papel regaladas al primer postor y hasta sonrisas extraviadas en cualquier rincón. Nos prometimos tanto, en tan poco y a prisa, que la mejor opción fue quemarnos a fuego lento; con doble de pasión y manos hiperactivas. Como si esa hubiera sido la única carta sobre la mesa, como si lo que estaba por llegar no tuviera lugar en nuestra agenda, como si nuestra pasión hubiera rebasado su propia fecha de caducidad. Una fecha un tanto pretenciosa o un amor un tanto desatinado, qué sé yo. Tampoco conocía demasiado bien los entresijos de esos dos corazones locuaces y rebeldes.

aaaed6540b953217e82f67d14996a38bfc8

A grandes desafectos, grandes besos” decía mi madre transformando el mítico refrán cada vez que sufría un revés amoroso cada pocos latidos dispares. Después, de una manera irremediablemente terca, me atraía hacía ella y colmaba de besos y arrumacos los destartalados trozos de corazón que quedaban esparcidos por la habitación. Y todas las teorías, hipótesis y exámenes sobre lo que solía ser o no ser verdad en cuestión de amor y desamor quedaba sepultado bajo tierra sin más fe que la que me brindaban sus besos. Porque para ser sinceros, siempre creí en ella y su magia por reponerme. En ella y su manera de esquivar las flechas que me lanzaban, en ella y sus suaves manos que me recogían los cabellos antes de apagar la luz, en ella y su batalla para no dejarme en herencia sus manías más locas, en ella y su voz de terciopelo áspera. Esa era la película de mi vida. Una película de acción donde habían cupos para toda clase de perspectivas, para decepciones escandalosas, para amores prohibidos y dichas desdichas. También para finales que no terminaban, para comienzos que no debieron comenzar y para caricias desgastadas de tanta lujuria.

Y ésta, la misma vida, que te quita y te da, que te zambulle y te sostiene a flote, que te libera y te aprisiona en pocos segundos, dicen que suele ser más sabia que los besos maternos.

Pero yo digo que del dicho al echo, hay sólo un beso.

aa894871aab478067ee6ad008adeb07d4


Fotografías: pinterest.COM / TEXTO: INFINITY HOPE©
Anuncios

16 pensamientos en “La película de mi vida

  1. Qué precioso… Me has emocionado… Me encantan tus refranes… Yo siempre mezclo un par sin querer por mi cabeza loca… Es como si hubieras depositado en tu blog un trozo de tu corazón, de tu vida, de tu infancia para compartirlo con una desconocida como yo. Y te lo agradezco.

    Es de bien nacidos, ser agradecidos…

    http://www.vilamores.com

    Le gusta a 1 persona

  2. La película de tu vida es un corto!!
    Me he quedado con ganas de mas, quiero un final feliz con muchos besos que sepan a vida, con muchos amores que aunque no debiesen haber empezado si que te hicieron feliz al menos un momento, etc
    En serio, me encanta como escribes, eres puro sentimiento y fuerza en estos textos.
    Gracias por haber aparecido en forma de letras en mi vida.
    Un beso enorme escritora de sueños
    http://pepavallejos.wordpress.com/

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo también hacía mucho tiempo que no venía a verte ….. has echo cambios en el blog … que bonito mosaico !!! lo que no has cambiado es la fantástica forma de escribir…que maravilla !!!
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    Le gusta a 1 persona

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s