Sino fuera mota de polvo

Ya van cerrándose. Ocultándose. Disfrazándose sabiamente sin mirar atrás. Ventanas herrumbradas a juego con las pasiones vencidas. Quisimos, pero no pudimos ser más que distintas motas de polvo con intereses dispares, argumentos laberínticos y luxaciones de sueños.

Sino fuera por las prisas de tus ideas. Por la falta de apetito solar, o la hambruna lunar. Por los cafés con hielo en los talones, o por las excusas que me ayudas a narrar. Sino fuera por tales virtudes tuyas que intentas fracasadamente ocultar, si las dejases en libertad, estaría dispuesto a todo. A todo. Con tal de venir y echar a andar acomodado entre tus tacones, sin mapa, sin camino, sin preocupaciones. Y recorrer lares, y zarpar por ríos postrados en fotografías a todo color; y viajar a lomos de elefantes salvajes, y conocerte más que tus propias ideas mientras esperamos a la retardada noche de aquí para allá. Lentamente. Paso a paso. Mota a mota. Besos a beso. Moviendo el crono en livianas cápsulas de tiempo embalado.

Sino tuvieras las manos engrilletadas de sentido común. De placeres mimetizados. De objetivos escrupulosamente diseñados. Si no estuvieras tan alterada al ver el sol ni tan extasiada si me voy al exclamar el segundo adiós. Sino volviera a llover los jueves ni a desobedecernos el sol. Sino vivieras en este día a día que conseguir un suspiro foráneo es una medalla de plata. Sino fuera una ilusión verte sentada en el salón regada de margaritas y sonrisas silvestres. Tal vez…

Tal vez seguiría el tramo marcado por ti. Sin saber el destino. Sin hablar el mismo dialecto. Sin conocer más de ti que un estrecho te quiero mal dicho y entre prisas.zzzzzzzzzzzzz2Pero me pregunto cada ronquido que precede a tu risa; cada desayuno convertido en cena; cada madrugada finiquitada en loca alborada: ¿y dónde voy yo con tantos prejuicios? ¿En que lugar terminarán por estacionar y echar el freno de mano? ¿Dónde querrán llevarme en volandas para no dejar huellas que pisar tras de mi? Si hoy, pase lo que pase, pese a quien le pese, terminará el día muy cerca de ti. Similar a mañana. Semejante a ayer.

Emigro sedimentado, lejos de tanto convencionalismo, a trompicones con toda esta historia, este cuento moderno, ésa farándula de bar de callejón que te regalo en este inoportuno momento. Tan tuyo. Tan mío. Tan poco nuestro, que no llegó nunca a pertenecer a nadie. Pero quizás alguien lo pueda reutilizar partiendo de un comienzo más. Yo, hoy no. Consagrarme a través de tu canción no fue mi mejor opción por eso me voy, cual partícula inquieta hacia tierras secretas. Junto a más migajas, unas cuantas color negrura. Y otras tantas, vagas de oscuridad. No me esperes ya.

Me voy con lo puesto, con la loca esperanza de que si existieras de veras, quítese el tal vez a esta despedida, porque sabes que, una y otra vez dejaría de ser mota de polvo por ti.zzzzzzzzzzzzzz


FOTOGRAFÍAS: PINTEREST.COM / TEXTO: INFINITY HOPE©
Anuncios

6 pensamientos en “Sino fuera mota de polvo

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s